lunes, 31 de octubre de 2011

El amor es uno solo

Vivimos calificando nuestros afectos según el "tipo de amor" que sentimos, pero, como dice Bucay (El camino del encuentro), pese a nosotros, y a los usos y costumbres, no es así.

El amor es siempre amor, puede cambiar el vínculo y esto es más que una diferencia semántica.Puede variar de intensidad , pero no hay "tipos de amor".

En nuestros países latinoamericanos, hemos preferido usar la expresión "te quiero" en lugar de "te amo", en ambos casos nos referimos a que me importa que estés vivo, que existas, que estés bien, tú me importas entre muchos.
El amor es como la lechuga en una ensalada...las ensaladas son diferentes, pero la lechuga es siempre la misma.

Parafraseando a Bucay:
Hay ensaladas que me gustan y otras que no, hay afectos que me resultan combinabes y algunos afectos que me resultan incompatibles. Lo que cambia es la manera de expresar mi amor en el vínculo que yo establezco con el otro, pero no el amor. Son las otras cosas agregadas al afecto las que hacen que el encuentro sea diferente.
Puede ser que te quiera y además compartamos una historia en común, algo que nos sintoniza, que nos ríamos de lo mismo, que seamos compinches, que confiemos para contarnos cosas íntimas. Entonces, serás mi amigo o amiga.
Puede ser que yo te quiera y que además me sienta atraído sexualmente, que además quiera vivir contigo o compartir el resto de la vida, etc. Ese será el amor de una pareja, temporal o permanente (dependiendo lo que hacen juntos en libertad).
Para mí existe mi manera de amar y tu manera de amar. Por su puesto existen vínculos diferentes. Si te quiero, cambiará mi relación contigo según las otras cosas que le agregamos al amor (recuerda la ensalada) pero, insistio, no hay diferentes formas de amar o lo que llamamos querer coloquialmente.

Los amo!!!

Patricia