domingo, 30 de septiembre de 2012

Disfrutar de los desafíos y la dulce compañía

Sin darme cuenta pasaron dos meses y, contrariamente a lo deseado, dejé de publicar en agosto, el mes de mi cumpleaños (y de mi vuelta a la vida) y el que me trajo grandes sorpresas en mi vida durante este año tan especial del dragón de fuego.

Agosto estuvo lleno  de bellas oportunidades de crecimiento (nuevos servicios espirituales, nuevas personas en mi vida emocional, mucho trabajo intelectual) y retos únicos como el lograr lo necesario para viajar a España en medio de muchas dificultades. Setiembre fue el mes de las concreciones de lo planificado y emprendido el mes anterior, así como un mes de cosecha de afectos y nuevas oportunidades de desarrollo profesional.

Siguiendo el consejo de "Hacer todos los esfuezos necesarios en el mundo físico sin apego y orar dejando que se haga la voluntad divina" logré viajar a Salamanca, Madrid y París!

Pero, ¿cuáles fueron los aprendizajes de vida?

1º Tal como lo dicen las Enseñanzas Divinas: "la humanidad tiene un solo origen" Y es bellísimo notar la solidaridad entre las distintas razas y culturas.
2º Aún cuando tu familia no piense como tú y hasta, a veces, sientas que no te comprende o apoya, es mejor desligarse de la crítica y culpa pues eso nos libera, principalmente, a nosotros.
Aprovechar las oportunidades de la vida, luchar y arriesgarse, pues, aunque no todo salga perfecto, habremos crecido si tomamos conciencia del aprendizaje.
Valorar la belleza en todas sus formas, cuidarla y compartirla, pues es uno de los mejores regalos divinos.
Emprender una vida renovada cada día, considerando las vivencias obtenidas durante experiencias tan enriquecedoras como los viajes.
Cuidar la comunicación efectiva y afectiva, sobre todo, cuando estás lejos de quienes amas.
Aprende a disfrutar de los desafíos, no te quedes en sufrirlos.
8º Si bien tú eres tu principal compañía, cuida y goza de personas que pueden darte dulce compañía antes que emociones límite.

Los desafíos surgen para provocar cambios necesarios en la vida de quienes se atreven a asumirlos.

Las dulces compañías aparecen en el momento menos esperado, para apoyarnos en la ruta seguida, vivamos el día a día confiando en que obtendremos riqueza de corazón.

Gracias por la vida y por el amor!



No hay comentarios:

Publicar un comentario