sábado, 7 de junio de 2014

Aprendiendo a dejar ir

¿Qué es dejar ir?
Muchas veces uno se acostumbra a ciertas situaciones y personas; en ciertos casos, genera relaciones de apego con ellas y, cuando surgen circunstancias que ocasionan una separación o alejamiento de las mismas, surge la pena, dolor y el anhelo por retornar a la situación anterior de "bienestar".

Es frente a aquellas experiencias que requerimos aprender a dejar ir, soltar, cerrar círculos o etapas. Sólo dejando que eso ocurra, podremos superar el apego y dar espacio a lo nuevo que corresponde en nuestras vidas. Cuando "lo otro" se va es porque ya no encaja en nuestras vidas, porque es necesario transformarnos.

Dependiendo del tiempo y características de la relación con la situación o persona de la cual estamos tomando distancia, el proceso de dejar ir será difícil o muy difícil. Solo cuando se logra tomar conciencia, cuando se desea superar el pasado, cuando se posterga el ego, puede ser fácil.
Adheridos a emociones negativas, a pensamientos limitantes que solo alimentan el ego, nos alejamos de nuestra esencia, de nuestro ser, sufriendo y perdiendo la alegría de vivir.

La única manera de superarnos es siendo conscientes de que nadie nos causa ira, tristeza, celos, etc. Somos nosotros quiénes elegimos qué emociones sentir, a cuáles darles importancia o no, para nuestro bienestar.

Por eso, reconoce quién eres y cierra, suelta, deja ir. Sólo aceptando lo que nos pasa, aceptando el flujo de la vida, podemos ser quiénes realmente somos.



1 comentario:

  1. De acuerdo al 100% contigo, amiga. Pasar del simple apego a la obsesión, dependerá por completo de la decisión que tomemos ante ese alejamiento.

    ResponderEliminar